Saltar al contenido
Pangea

Salamandra

información sobre las salamandras

La salamandra no es un anfibio cualquiera, está categorizado como anfibio urodelo queriendo decir que es de los pocos que existen que tienen cola.

Extremadamente escurridizos por su piel lisa y con una especie de capa babosa que recubre todas su superficie, siempre se le ha considerado como un animal salvaje viviendo a su libre albedrío, pero ahora se están convirtiendo en objeto de deseo, llegando a alojarse pues las casas de las personas que tienen aquí uno como mascota.

Las salamandras al tener cuerpos de lagartos más que de anfibio se puede llegar a la confusión de tratarlas como reptiles cosa que es totalmente normal y completamente entendible llegar a esta confusión.

Existen docenas de tipos diferentes de salamandras alojadas en diferentes partes del hemisferio norte del planeta, desde lugares tropicales pasta bosques frondosos.

Su quiere saber lo que comen, cómo se mueven hasta incluso cuál es su reproducción, sigue leyendo porque no te creerás todas las curiosidades que tiene este anfibio.

¿Qué son las salamandras?

Las salamandras son pequeños anfibios con cola de diferentes colores y de nombre científico caudata, provenientes de la clase Amphibia y pertenecientes al orden caudata capaz de adaptarse tanto a zonas acuáticas como terrestres.

Estos pequeños anfibios durante las últimas décadas se han convertido en unos animales extraordinarios tanto para observarlos como para tenerlos de mascotas por sus pequeños esfuerzos en cuidados y por lo bonitos que pueden llegar a ser al tener gran variedad de tonalidades de colores tan llamativas.

Características de las salamandras

Con respecto a las características de las salamandras, decir que es un animal totalmente inconfundible del resto de los anfibios existiendo dentro de su misma especie alrededor de unas 550 especies de salamandras diferentes los que se pueden llegar a encontrar y que por supuesto están registradas a día de hoy, por lo que podrían llegar a ser hasta incluso el doble.

¿Qué tamaño y cuerpo tienen las salamandras?

Por norma general no suelen llegar a superar los 30 centímetros de longitud. Decimos esto ya que al ver tal amplitud de variedades, algunos pueden llegar a superar esta medida, pero no de manera desproporcionada; aún así para que te hagas una idea, vamos a ver una por una las partes principales de su anatomía:

  • La cabeza: Todas y cada una de las salamandras poseen una estructura osea y craneal muy ancha con respecto a su cuerpo y achatada como si estuviese su cráneo aplastado. También poseen una boca llena de dientes con forma curva.
  • El torso: El torso de las salamandras empieza desde la base de la cabeza hasta el empiece de su larga cola. Tiene forma alargada y está recubierto al igual que todo su cuerpo por una piel membranosa y viscosa. Las salamandras son anfibios que no poseen escamas pero si tienen una cintura pelvica cartilaginosa permitiéndolas ser animales flexibles.
  • Las patas: Poseen de cuatro extremidades repartidas en dos pares de patas situadas en la parte inferior y dos en la parte superior del torso. Por norma general todas y cada una de las esencias de las salamandras las tienen muy cortas sobre saliéndole de ellas una especie de dedos.

¿Qué comen?

La alimentación de las salamandras se basa principalmente en la ingesta de pequeños crustáceos y variedad de insectos sobre todo cuando las salamandras están en proceso de crecimiento desde qué son crías hasta que llegan a la edad más adulta.

Cuando estás alcanzan la madurez total su dieta varía un poco, añadiendo entre los ya nombrados ingredientes, variedad de insectos un poco más grandes ya que sus cuerpos se lo pueden permitir: Las arañas, caracoles y gusanos están a la orden del día entre la dieta de las salamandras.

¿Dónde viven?

Los entornos más comunes dónde suelen vivir las salamandras se encuentran en el norte de América y también en la zona norte de Sur América, sobre todo por la zona de las Montañas Apalaches pero, al ser un animal en el qué se adapta con facilidad a todo tipo de habitats se pueden encontrar también por África y en las zonas centro y sur de Europa.

Les encanta estar en ecosistemas con húmedades altas por lo que son estos sitios más probable que se puedan llegar a localizar.

Esto es debido a que como sus pieles son viscosas y húmedas, requieren de este tipo de clima para poder vivir por lo que muchos lugartenientes de estas zonas como un mente cuando van a por leña para resguardarse de fríos y húmedades en el interior en sus casas, es cuándo pueden ver multitud de ellas entre las ramas y troncos húmedos que cojan.

¿Cómo es la reproducción de las salamandras?

La época preferida para reproducirse la escogen en la época de otoño preferiblemente por la noche.

La reproducción solamente la pueden hacer cuando las salamandras alcanzan la edad madura sexual adecuada rondando entre los 3 y 4 años de edad.

Después de la fecundación las hembras son capaces de depositar un número aproximado de entre 85 y 100 crías en su forma larvaria.

¿Cómo crecen sus crías?

En cuanto crecen las crías estas se zambullen en el agua como auténticas profesionales ya que tienen una capacidad impresionante en este entorno desde el principio.

Para introducirse las larvas en el agua como hemos dicho, lo hacen gracias a que sus cuerpos tienen hasta que crecen, branquias, cuando estás hayan desarrollado más, pueden prescindir de ellas desapareciéndolas del cuerpo.

Nacen sin las tonalidades ni colores que nos tienen acostumbrados estos maravillosos animales por lo que las crías de salamandra nacerán en su totalidad con colores grisáceos metálicos durante aproximadamente entre 3 y 5 meses que es cuando las empezarán a salir esos colores.

Cuando alcanzan la fase de adolescencia por decirlo de algún modo, es muy difícil de diferenciarlas con la de los adultos. Simplemente llegarán a esta última fase traspasados los años necesarios hasta alcanzar la madurez sexual adecuada.

¿Cómo en su carácter y comportamiento?

El comportamiento que tienen las salamandras varía según la temperatura y cambios climáticos que sufre su entorno.

La salamandra se encuentran en un entorno con mucho calor o con bajas temperaturas, estás dedicarán su tiempo en esconderse ya que no son propensas a aguantar dichas temperaturas, en cambio, si las condiciones son favorables toda su actividad diaria rutinaria y la desarrollarán durante el día.

Salamandra
4.6 (92.94%) 17 votes